Bùdài, el Buda Sonriente

Es probable que en más de una ocasión nos hayamos encontrado con la imagen de un buda gordo, sonriente y bonachón, presente ya sea en templos budistas, en restaurantes o en otros establecimientos chinos. Este personaje, a quien mucha gente toma por Buda, es en realidad Bùdài 布袋, y aunque su nombre en castellano suena casi idéntico, no es para nada la misma persona.

En Occidente, mucha gente piensa que Bùdài es la representación que los chinos hacen de Buda, pero esto es incorrecto. Las representaciones chinas del Buda Sakyamuni no son muy diferentes a las indias: constitución delgada, lóbulos alargados, expresión serena, normalmente sentado en posición de loto, con un punto en el entrecejo marcando el “tercer ojo” de la sabiduría, y el cabello rizado terminado en el característico ushnisha, una especie de pináculo en forma de corona en la cabeza. En cambio, a Bùdài se le representa siempre sonriendo, con barriga prominente, la cabeza afeitada, portando un abultado saco de tela y a menudo rodeado de niños, si bien los lóbulos de las orejas también son alargados, símbolo de budeidad.

Estatua de Budai - Bùdài, el Buda Sonriente

Se cree que este personaje legendario está basado en un monje Chandel s. X cuyo nombre budista era Qìcǐ 契此. Qìcǐ era un monje errante de la provincia de Zhèjiāng 浙江 del que poco se sabe. Se dice que alcanzó la iluminación bajo un puente en un día de tormenta, y que vagaba de un sitio a otro cargando un bù dài, “saco de tela”; de ahí su apodo. En China es conocido también como Xiào Fó 笑佛, o “buda que ríe”.

Parece que Bùdài era un monje excéntrico que, sin atenerse a convenciones, comía carne y bebía vino, sin sentir nunca la necesidad de alcanzar un gran nombre como maestro ni tener discípulos. Se dice también que era conocido por los lugareños por ser capaz de predecir el tiempo.

Sea como fuere, Bùdài es símbolo de felicidad, abundancia y satisfacción. Existe la creencia popular de que frotar su barriga otorga riqueza, prosperidad y buena suerte. Se le asocia con el buda Maitreya, que en china es conocido como Mílè Fó 彌勒佛. Maitreya es el buda del futuro, sucesor del Buda histórico, quien se dice que aparecerá en la tierra para volver a enseñar el Dharma. Los que sostienen la identidad de Bùdài como Maitreya encuentran una prueba para su teoría en unos versos que Bùdài dejó escritos antes de morir:

彌勒真彌勒
mílè zhēn mílè
Maitreya, el verdadero Maitreya,
化身千百億
huàshēn qiān bǎi yì
tiene miles de millones de encarnaciones;
時時示世人
shí shí shì shìrén
proclama la verdad al mundo
時人自不識
shí rén zì bù shí
pero la gente no lo reconoce

La figura de Bùdài también está asociada con uno de los seguidores originales de Buda, el arhat Angida, que en China es conocido como el luohan Yīnjiē Tuó 因揭陀. Angida era un especialista en atrapar serpientes y quitarles el veneno para evitar que hicieran daño a los viajeros. Cargaba con una bolsa de tela donde metía a las serpientes, a las que luego liberaba en las montañas.

No se sabe muy bien qué portaba Bùdài en su misterioso saco de tela. Posiblemente fueran únicamente sus escasas pertenencias, pero existe la leyenda de que sacaba dulces y juguetes para los niños de los que habitualmente se rodeaba. Como todo monje errante, mendigaba su comida, y su risa perpetua, proveniente de la satisfacción que nace de la ausencia de deseos, alegraba a todo aquel que se le acercaba.

En Japón, Bùdài es conocido como Hotei y forma parte de los Siete Dioses de la Fortuna.

De un solo cuenco, como el arroz de mil familias
Solo, recorro diez mil lǐ*
Aquellos que encuentran gracia en mis ojos son pocos
Entre las nubes blancas, busco la Verdad

Poema atribuido a Bùdài

 

Notas:

* Un es una unidad de longitud cuyo valor ha variado a lo largo de la historia alrededor de los 500 metros.

Figuritas de Budai - Bùdài, el Buda SonrienteFiguritas representando a Bùdài.

 

 

Artículos relacionados:
¡Gracias por compartir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *