Historia

Los «Tigres de la Guerra» de la Dinastía Qing

Introducción

En la cultura marcial de China, el tigre ha sido, desde la antigüedad, un símbolo de audacia, valor y entrega en combate. Desde finales del s. XVIII hasta principios del XX, entre los misioneros y diplomáticos europeos que visitaron China, encontramos descripciones y referencias a guerreros vestidos con pieles de tigre, o bien con uniformes que imitan el pelaje y forma de este animal.

Estas primeras referencias recrean una imagen romántica de China, e influirían de manera notable en la imagen exótica que los europeos desarrollarían del país en general y, más concretamente, del salvaje y sanguinario guerrero indígena. No obstante, esta imagen cambiaría radicalmente tras las Guerras del Opio, pasando de la admiración a la mofa.

Aunque algunos se plantean dudas sobre la veracidad de estas descripciones, preguntándose si realmente existieron estos guerreros, o si se trataba simplemente de individuos aislados y no de un cuerpo militar propiamente formado, parece que los “Tigres de la Guerra” sí que existieron realmente como un cuerpo de infantería durante la dinastía Qīng 清. Se trataba de un batallón téngpáiyíng 藤牌營, es decir, soldados entrenados en el uso del escudo de ratán (téng pái 藤牌) y el sable (dāo 刀). El nombre “Tigres de la Guerra” es una denominación dada por los misioneros europeos, y no corresponde ningún nombre chino, que sepamos. Las pocas referencias chinas que hemos encontrado se refieren a ellos simplemente como hǔyī téngpáibīng 虎衣藤牌兵, es decir, soldados téng pái con uniforme de tigre.

Ilustración con Soldado Tigre - Los "Tigres de la Guerra" de la Dinastía Qing

Desconocemos el origen de esta ilustración, donde se observa un téngpáibīng vestido con pieles de tigre, a la derecha.

Este “Batallón Tigre” no debe confundirse con la unidad denominada Hǔshényíng 虎神營 (“Batallón del Espíritu del Tigre”), con la que no guarda ninguna relación. Esta división Hǔshényíng existió durante el mandato de la emperatriz viuda Cíxǐ 慈禧; fue creada en 1899 y compuesta por soldados manchúes.

Aunque esta “Unidad Tigre” de téngpáibīng operó durante la dinastía Qīng, existen algunos precedentes en la historia china del uso bélico de pieles de tigre. Y, al contrario de lo que algunos, como Chamberlin (ver más abajo), apuntan a modo de mofa, los uniformes de tigre no pretendían asustar a enemigos humanos, sino a caballos u otros animales utilizados en la guerra.

 

Precedentes:

La primera referencia histórica que encontramos a este tipo de estrategia pertenece al período de Primaveras y Otoños (chūn qiū shí dài 春秋時代, 771-476 a.C.). En la batalla de Chéngpú  城濮, se dice que el estado de Jìncolocó pieles de tigre sobre sus caballos, lo que consiguió espantar a la caballería del estado rival de Chǔ 楚, que huyó en desbandada.

De igual manera, durante el reinado del emperador Yǒnglè 永樂 de la dinastía Míng 明, el Duque de Yīng 英國公, Zhāng Fǔ 張輔, utilizó algún tipo de pintura de león sobre los caballos, en conjunción con armas de fuego, para espantar a los elefantes del ejército enemigo.

La primera evidencia que sugiere que uniformes de tigre fueron usados por los propios soldados la constituyen dos figuras de cerámica que datan de la dinastía Suí 隋 (581-618).

Guerreros Tigre Dinastía Sui - Los "Tigres de la Guerra" de la Dinastía Qing

Estas figuras representan a dos jinetes vestidos con capuchas de cabeza de tigre, con la piel del animal cayendo sobre sus hombros. Nada sabemos de estos misteriosos jinetes, aunque es probable que su uniforme se utilizara con la misma intención de asustar a los caballos del enemigo.

También durante la dinastía Míng, el héroe nacionalista Zhèng Chénggōng 鄭成功 utilizó un escuadrón téngpáiyíng con uniformes que representaban al tigre.

Zhèng es conocido en Occidente como Koxinga, romanización de su nombre honorífico, Guóxìngyé國姓爺. Koxinga fue un líder militar que luchó contra los europeos en Taiwán, obligando a la retirada de los holandeses, que hasta entonces controlaban la isla.

- Los "Tigres de la Guerra" de la Dinastía Qing

Zhèng Chénggōng 鄭成功, conocido como Koxinga.

Se sabe que Koxinga utilizó a sus téngpáiyíng contra la caballería, atacando las patas de los animales con los sables. El historiador Tonio Andrade, en Lost Colony: The Untold Story of China’s First Great Victory over the West, los llama “Guardia Tigre”, y dice que llevaban armaduras de hierro cubriendo todo el cuerpo, con cabezas de tigre pintadas sobre yelmos y escudos.

 

Los “Tigres de la Guerra” de la dinastía Qīng

En los años 1685-1686, durante el reinado del emperador Kāngxī 康熙, el imperio Qīng entró en conflicto con la Rusia zarista sobre el territorio de Jaxa (conocido por los manchúes como yaksa; en chino 雅克薩 yǎkèsà).

Inspirado en Koxinga, Kāngxī reclutó un cuerpo de téngpáibīng, del que de nuevo se dice que vestían pieles y cabezas de tigre. Estos soldados provenían de la provincia de Fújiàn 福建, y fueron entrenados y liderados por un tal Lín Xīngzhū 林兴珠, que había estado bajo el mando de Koxinga y visto la eficacia de los batallones téngpáiyíng.

Una historia digna de mención, de la que a pesar de no tener referencias fiables de ella, circula en relatos chinos, nos dice que el emperador Kāngxī, que no desarrolló armamento bélico moderno, reforzó los escudos de ratán para hacerlos más resistentes a la munición rusa, colocando “una capa de algodón entre dos capas de ratán, o una capa de ratán entre dos capas de algodón” (“藤牌稍薄,双层者加旧棉一层,单层者加旧棉两层,坚固可用”). Parece ser que este refuerzo no conseguía detener las balas de los mosquetes, pero sí que hacía que las balas que traspasaban el escudo no fueran letales.

Los téngpáiyíng liderados por Xīngzhū fueron enviados a combatir a Jaxa, donde parece que hicieron algunas escaramuzas con éxito contra los luó chà 罗刹 (“demonios”, nombre con que en la China Qīng se llamaba a los rusos, y que pertenece a la terminología budista).

Entre estas incursiones, destaca el episodio de la batalla en el río durante el asedio de Albazin, en que los téngpáibīng de Lín Xīngzhū atacaron la flota rusa desde el agua. Los guerreros chinos se sumergieron en el río desnudos, cubriendo su cabeza con los escudos de ratán y armados con sus sables, y asaltaron los botes rusos, matando a treinta de sus soldados y haciendo prisioneros a quince, además de capturar una de sus embarcaciones, sin sufrir una sola baja. No obstante, las pieles de tigre no son mencionadas en este episodio.

William Alexander

William Alexander (1767-1816) fue un artista británico, y el principal responsable de cómo los occidentales percibieron a los soldados tigre en esa época. Pintor e ilustrador, acompañó a la embajada del Conde Macartney a China en 1792, donde realizó numerosos dibujos de escenas cotidianas.

Los dibujos de Alexander tuvieron gran impacto en la manera en que Europa imaginó China en el s. XIX, al menos hasta las Guerras del Opio.

En una de sus ilustraciones, de 1796, titulada “A Chinese Military Post”, se ve en primera línea a un grupo de soldados regulares, y a un lado de la imagen, en el fondo, se puede observar a dos soldados tigre entrenando con sables y escudos.

William Alexander A Chinese Military Post - Los "Tigres de la Guerra" de la Dinastía Qing

“A Chinese Military Post”, de William Alexander.
A la izquierda de la imagen se ve a dos "soldados tigre" practicando con sables y escudos.

En Costumes of China (1805), un volumen de ilustraciones con breves descripciones textuales, se ve un soldado de infantería vestido con un uniforme que imita la piel y la cabeza de tigre, portando un escudo de ratán y un sable, al que él llama “Tigre de la Guerra”, aclarando que éste es el nombre que daban los misioneros europeos a estos guerreros. En su descripción, Alexander hace una breve mención al uniforme, pero no aclara quiénes eran estos “tigres de la guerra”.

William Alexander A Chinese Infantry Soldier - Los "Tigres de la Guerra" de la Dinastía Qing

"A Chinese Soldier Of Infantry, Or Tiger of War",
perteneciente al libro de ilustraciones "Costumes of China", de William Alexander.

Los relatos de “Soldados Tigre” vuelven a aparecer nuevamente durante la Primera Guerra del Opio (1839-1842). Los ejércitos Qīng eran derrotados una y otra vez por las fuerzas británicas. El emperador Dàoguāng 道光 recurrió a un contingente de téngpáibīng vestidos como tigres para hacer frente al enemigo.

En 1842, el príncipe manchú Yìjīng 奕經 utilizó un contingente de setecientos “Soldados Tigre” provenientes de Sìchuān 四川 en la batalla de Níngbō 寧波, con resultados fatídicos.

Igualmente, en Dìnghǎi 定海, los británicos mataron a varios cientos de “soldados tigre” con sus armas de fuego, mientras que ellos sólo sufrieron una baja. No parece que los uniformes de tigre jugasen ningún papel determinante en este encuentro. Éstos podían funcionar contra los caballos, pero no contra un ejército que no dependía de animales.

Los soldados tigre también se emplearon en la defensa de Xiàmén 廈門 en agosto de 1841, ante el ataque británico.

En el relato del oficial británico John Eliot Bingham se mencionan estos soldados como vestidos con uniformes a rayas y gorras con pequeñas orejas. También se dice que la resistencia en la toma de Xiàmén fue más bien escasa. Incluso tenemos una representación gráfica de esta batalla, en una ilustración de Michael Angelo Hayes y James Henry Lynch, con los “Tigres de la Guerra” incluidos en ella.

Toma de Xiamen - Los "Tigres de la Guerra" de la Dinastía Qing

“The 18th (Royal Irish) Regiment of Foot, At the Storming of the Fortress of Amoy, August 26th 1841”,
de Michael Angelo Hayes y James Henry Lynch.
Amoy es el nombre con que los británicos conocían Xiàmén 廈門.

Después de estos incidentes, no se ha vuelto a saber de la acción en combate de este contingente, que se convirtió en el hazmerreír de la dinastía, y en objeto de mofa por parte de algunos observadores europeos.

¿Soldados fantasma?

Alicia Little (1845-1926), más conocida como la Sra. Archibald Little, fue una escritora británica y activista por los derechos de las mujeres. Casada con un comerciante, vivió y escribió en China durante una temporada.

En Intimate China: The Chinese as I have seen them (1899), Little duda de la existencia de los “Tigres de la Guerra”, y asegura haber oído decir que no se trataba de un cuerpo real, sino un grupo “fantasma”, por el que algunos oficiales corruptos se embolsaban un dinero. Es cierto que en esa época no era raro que ciertos oficiales alistaran a soldados ficticios o “fantasma”, cuya paga era expedida por el gobierno Qīng y que acababa en el bolsillo de aquellos que supuestamente los mandaban.

Intimate China Archibald Little - Los "Tigres de la Guerra" de la Dinastía Qing

Las últimas pistas sobre los “Tigres de la Guerra” las proporciona Wilbur J. Chamberlin, un reportero del periódico americano New York Sun durante la Rebelión de los Bóxers. En Ordered to China: Letters of Wilbur J. Chamberlin, una colección de cartas escritas en 1900 y publicadas en 1904, Chamberlin asegura haberse cruzado con un soldado tigre que llamó su atención. Dice que pertenecía a la “Brigada Tigre” del Ejército Imperial.

Según él, los soldados de esta brigada, de la que hace mofa, se colocan en primera línea, a cuatro patas, y lanzando rugidos para asustar al enemigo. Sus uniformes son una imitación de la piel del tigre, y no pieles reales.

Debemos entender la sorna de Chamberlin en el contexto de las victorias occidentales sobre China, ligadas al desmoronamiento de la imagen romántica del país que había formado parte del imaginario europeo durante el siglo anterior.

Los Tigres de la Guerra en la Dinastía Qing - Los "Tigres de la Guerra" de la Dinastía Qing

Ilustración proveniente de un manual militar (兵技指掌圖說 bīng jì zhǐ zhǎng tú shuō),
que muestra a un grupo de téngpáibīng vestidos como tigres.
A la derecha se lee:

"El entrenamiento del téngpái requiere una cintura flexible, desplazamientos rápidos,
sujetar el téngpái en la mano izquierda, sujetar el sable en la mano derecha,
usar el téngpái para asustar a los caballos, ocultar el sable para atacar al enemigo,
girar el téngpái, usar manos y ojos conjuntamente para defender el cuerpo y derrotar al enemigo;
el entrenamiento hábil requiere usar ataques potentes contra la caballería.
Ésta es la forma de practicar con el téngpái."

 

Conclusión

A pesar de que faltan referencias fiables que identifiquen a los téngpáibīng de Lín Xīngzhū como “Soldados Tigre”, éstos definitivamente hicieron su aparición durante la Guerra del Opio. No obstante, es precisamente en esa contexto histórico cuando las pieles o uniformes de tigre fueron menos útiles como estrategia militar, por lo que debemos entender éstos como un símbolo de identidad, más que como un elemento práctico.

Estos téngpáibīng, por bien entrenados que estuvieran en el uso del sable con escudo, eran ya casi un anacronismo en el contexto bélico de su época. De ahí su poca efectividad en combate.

Como ya mencionamos en el artículo El Escudo de Ratán, los téng pái solían decorarse con dibujos de cabezas de tigre, debido a la asociación entre la palabra tigre, 虎, y la palabra proteger, 護. Es posible que esta asociación se ampliase para terminar aplicándose también al atuendo y no sólo al escudo.

En todo caso, los “Tigres de la Guerra” son un contingente misterioso del que nos faltan referencias fiables en la actualidad. Esperemos poder disponer de más datos en el futuro, y que cada uno saque sus propias conclusiones.

¡Gracias por compartir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *