El médico Huá Tuó

Huá Tuó 華佗 (145-208) fue un famoso médico chino que vivió durante la época de la dinastía Hàn Oriental 東漢 y el Período de los Tres Reinos (三國 Sān Guó). Especialista en plantas medicinales, acupuntura, pediatría y ginecología, es uno de esos personajes históricos convertidos en leyenda.

Hua Tuo - El médico Huá Tuó

Poco se sabe en realidad de Huá Tuó, y las fechas estimadas de su vida son aproximadas. Los principales datos que tenemos proceden del Registro de los Tres Reinos (三國志 Sān Guó Zhì) y del Romance de los Tres Reinos (三國演義  Sān Guó  Yǎnyì). Nacido en el distrito de Qiáo 譙縣, en la actual provincia de Ānhuī 安徽, Huá Tuó rechazó cargos oficiales por querer dedicarse a la medicina. Considerado un adelantado a su época en materia médica, se cree que pudo estudiar Ayurveda de monjes o misioneros budistas que en esa época viajaban a China desde India para propagar su religión, ya que los pocos textos que recogen hechos de su vida lo ubican en los mismos lugares donde se establecieron las primeras comunidades budistas.

Se le atribuye la creación de los famosos ejercicios de Qì Gōng 氣功 conocidos como Wǔ Qín Xì 五禽戏 (Juego de los Cinco Animales), y se le considera el primer médico de la Historia en aplicar anestesia, utilizando vino condimentado con polvo de cannabis hervido (麻沸散 máfèisàn). En el Romance de los Tres Reinos, novela épica china que recoge las guerras libradas por el control del imperio tras la caída de la dinastía Hàn 漢, se da la siguiente descripción de su práctica:

En casos de enfermedad de órganos internos en que no funciona la aplicación de compuestos, hace tomar al paciente una poción narcótica para inducir un sueño profundo; entonces le abre el estómago de un corte e irriga las zonas afectadas con fluidos medicinales. El paciente no siente el menor dolor y, después de la irrigación, Huá Tuó cose las heridas con suturas tratadas y les unta un bálsamo. La recuperación toma un mes, puede que veinte días. ¡Ese tipo de habilidad tiene!*

También en el Romance de los Tres Reinos se relata cómo Huá Tuó trató al general Guān Yǔ 關羽 tras ser éste herido por una flecha envenenada. Cuando Huá Tuó iba a anestesiar al general Guān, éste se rió diciendo que no temía el dolor, y continuó jugando una partida de wéi qí 圍棋 mientras el médico le raspaba el brazo hasta el hueso con un cuchillo para extraer el veneno.

Hua Tuo y Guan Yu - El médico Huá Tuó

Huá Tuó 華佗 representado operando al general Guān Yǔ 關羽,
según el relato del Romance de los Tres Reinos.

Posteriormente, el famoso villano Cáo Cāo 曹操, usurpador del poder imperial de los Hàn, que sufría insomnio y terribles migrañas, mandó buscar a Huá Tuó para que éste aliviara sus dolencias. El médico, considerando que la causa de la enfermedad se hallaba en la acumulación de fluidos y aire atrapado en el cráneo, aconsejó aplicar anestesia y abrir el cráneo para extraer el exceso de material. Cáo Cāo, sospechando que Huá Tuó pretendía matarlo, ordenó encarcelarlo.

Uno de los carceleros llevaba vino y comida a Huá Tuó. Éste, viendo cercana su muerte, pidió al carcelero que hiciera llegar una carta a su familia, prometiéndole a cambio dejarle su Libro de la bolsa negra, donde se recogía todo su conocimiento médico. Ambos cumplieron lo acordado; el carcelero esperaba poder retirarse de su trabajo tras aprender las artes de Huá Tuó y dedicarse a la medicina.

Cuando el médico murió diez días más tarde, el carcelero lo hizo enterrar, renunció a su cargo y regresó a su casa dispuesto a estudiar el libro de Huá Tuó. Pero, cuando llegó a su casa, encontró a su mujer echando el libro al fuego, y sólo pudo recuperar dos páginas, habiendo quedado el resto completamente destruido. Al preguntarle a su esposa por qué había quemado el libro, ésta respondió que, de haberse su marido convertido en un gran médico como Huá Tuó, sólo hubiera terminado muerto en la cárcel al igual que éste.

Esta narración da cuenta de por qué los escritos de este famoso médico no llegaron a nosotros. Las historias contenidas en el Romance de los Tres Reinos son recuentos ficticios, que expresan más el mito que la realidad, cosa que sucede a menudo con todos los personajes de los que no existen registros históricos detallados. Sin embargo, la fama de Huá Tuó en la sociedad china actual sigue siendo tal que, cuando alguien necesita un médico bueno, suele quejarse “¡Ah, si existiera un segundo Huá Tuó!”.

 

Notas: 

*Romance de los Tres Reinos, Biblioteca de Clásicos Chinos, National Publication Foundation, versión española de María Teresa Ortega y Olga Marta Pérez, p. 2167, 2168.

 

 

 

Artículos relacionados:

¡Gracias por compartir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *