Armas de Kung FuArtes Marciales Chinas

La Lanza de Kung Fu

La lanza (枪, qiāng/choeng) es considerada en China como la reina de las armas largas. Posiblemente es el arma militar más antigua de China, y originalmente fue utilizada como arma de caballería. Antiguamente la infantería utilizaba una lanza que podía llegar a medir más de cinco metros de longitud, pudiendo así enfrentar adversarios a una larga distancia. En la actualidad, las lanzas son más cortas, midiendo unos dos metros aproximadamente.

La lanza se compone tres elementos: el asta de madera, la punta de metal (con doble filo), y una borla de crin de caballo al final del asta, que en la guerra cumplía la función de hacer que la sangre enemiga goteara por ella hacia el suelo y no escurriera por el asta, impidiendo así que ésta resbalara de las manos de su portador. Existen diferentes tipos de lanza en función de la forma de la punta: la clásica, la de lengua de serpiente, etc.

Zhang Fei Three Kingdoms - La Lanza de Kung Fu

Fotograma de la serie de TV Three Kingdoms (Sān Guó 三國, 2010). Zhāng Fēi 張飛, uno de los héroes de la historia, utiliza una lanza de cabeza de serpiente.

La lanza es un arma cuyo manejo requiere de un entrenamiento avanzado, siendo necesario haber dominado previamente las técnicas de palo y de algunas armas de corte como el sable o la espada. Es un arma bastante ligera para la cual no se necesita de gran fortaleza física pero sí de mucha velocidad, agilidad y precisión.

En China, la lanza es considerada la reina de las armas largas.

A pesar de que en las artes marciales actuales abundan los movimientos “floridos” de lanza, su mayor efectividad marcial se consigue clavando la punta. Los movimientos han de ser rápidos y precisos, fluidos y suaves como una serpiente. Como cualquier otra arma larga, al enfrentarse a un arma corta, la lanza es inútil a corta distancia. Por tanto, no se debe permitir que el oponente se acerque demasiado. A este efecto, las técnicas más eficaces son las estocadas cortas y rápidas. Las estocadas largas, especialmente las estocadas a una mano, tienen un gran inconveniente: si se falla el objetivo, se tarda demasiado tiempo en traer la lanza de nuevo a la posición de guardia, tiempo que el adversario utilizará para acercarse a nosotros y alcanzarnos o, en cualquier caso, convertir nuestro arma larga en inútil.

lanza - La Lanza de Kung Fu
En la estocada a una mano con la lanza se gana en alcance pero a cambio se pierde rapidez para recuoerar el arma.

Otra de las técnicas características de la lanza consiste en hacer girar la punta en pequeños círculos para envolver y desviar los ataques de las armas enemigas. Esta es sin duda una de las técnicas más difíciles de dominar, y requiere mucho tiempo de entrenamiento específico para desarrollar la precisión necesaria. Los círculos deben ser tan pequeños como el tamaño de un puño.

El entrenamiento de la lanza difiere del entrenamiento de palo en que desarrolla las habilidades básicas en diferente orden. Mientras el palo desarrolla primero la potencia para luego pasar sucesivamente a la técnica, la precisión y la velocidad, la lanza ha de desarrollar en primer lugar la técnica, y continuar con la precisión, la velocidad y, finalmente, la potencia. Además, el entrenamiento de la lanza enseña al practicante a centrar su atención, desarrollar calma y relajar el cuerpo.

Existen diferentes formas de lanza en el Choy Li Fut, y casi todas incluyen florituras muy vistosas y nada efectivas marcialmente. Hay que tener en cuenta que estos movimientos son una forma de entrenar el control sobre el arma, de manera que ésta pueda llegar a convertirse en una extensión del propio cuerpo. Por tanto, para mejorar la técnica marcial, además de las formas se han de entrenar ejercicios técnicos centrados en la precisión, que normalmente implican movimientos cortos y apenas perceptibles.

En definitiva, la lanza es un arma a la que dedicar muchos años de entrenamiento, cuyo manejo implica un buen dominio del gong fu y que resulta muy gratificante física y mentalmente.

 

 

Más sobre Armas de Kung Fu:
¡Gracias por compartir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *