Armas de Kung FuArtes Marciales Chinas

Las Espadas Garfio

Introducción:

Las Espadas Garfio o Soeng Ngau 双鈎, también conocidas como Fu Tau Ngau 虎头鈎 (Ganchos de Cabeza de Tigre), son un arma exclusivamente china, sin parangón en ninguna otra parte del mundo. De forma muy peculiar, es un arma tan devastadora como difícil de dominar. Seguramente por esto último, nunca se utilizó en el ejército. Aunque algunos trazan su origen hasta el período de los Reinos Combatientes (Zhànguó shídài 戰國時代) en el s. III a.C., tal antigüedad es más bien poco probable. Sus ejemplos o representaciones más antiguas datan de la dinastía Qing 清朝 (1636-1912).

Aunque tradicionalmente se la asocia con los estilos de artes marciales del norte de China, actualmente los estilos del sur también la utilizan.

Espadas Garfio, tiger hook swords,
Las Espadas Garfio son efectivas a corta, media y larga distancia.
Descripción:

Las Espadas Garfio poseen un diseño único que las convierte en un arma versátil y muy efectiva tanto en la defensa como en el ataque. Se dice que las espadas garfio constituyen “cuatro armas en una”, ya que cada espada se compone de elementos característicos de cuatro armas:
- Una larga hoja como la de la espada recta gim 劍 (jian, en mandarín), afilada en sus dos lados.
- Una punta en forma de daga en el extremo inferior (por debajo de la empuñadura).
- Guardamano en forma de cuchilla de luna creciente.
- Un gancho abierto al final de la hoja, similar al gancho de un bastón, pero afilado por dentro y por fuera.

 

Aplicaciones de las espadas garfio en combate:

Es este peculiar diseño el que convierte a las Espadas Garfio en armas grandemente efectivas y poderosas. Sus múltiples filos les otorgan un gran potencial destructivo, y su estructura una versatilidad poco común, ya que pueden ser usadas tanto a corta y media distancia como a una distancia larga.

A distancia media la hoja principal, usada a modo de espada recta, nos posibilita las técnicas de corte y bloqueo; los garfios, las técnicas de enganchar y tirar, clavándose en la carne y seccionando músculos, tendones y ligamentos (o incluso órganos) o tirando del arma del enemigo para desarmarlo. El filo exterior de los garfios también permite que la espada sea clavada hacia delante a modo de estocada. El peso del gancho en la punta añade potencia y velocidad a los movimientos de la espada, y está perfectamente compensado por el peso del extremo inferior, en forma de daga. Esta daga posibilita técnicas a distancia corta, como cortar y clavar de arriba abajo, o hacia atrás. Las cuchillas en forma de luna creciente completan el arsenal de técnicas a corta distancia, permitiendo clavar hacia delante y, de nuevo, atrapar las armas del enemigo para desarmarlo, además de su obvia función de protección.

Pero, además de todo esto, y precisamente debido al garfio en el extremo del arma, las espadas Fu Tau pueden engancharse una con otra para atacar a distancia larga con un movimiento circular que barre todo alrededor (utilizando las dos espadas, enlazadas entre sí, con una sola mano), y que utiliza la daga inferior de la segunda espada como elemento de corte.

El verdadero artista marcial ha dedicado tiempo y empeño en la mejora y perfeccionamiento de cada técnica.

En conclusión, las Espadas Garfio son armas que requieren un entrenamiento avanzado y un largo tiempo de práctica para dominarlas. Su aprendizaje conlleva el saber utilizar técnicas de espada recta, bastón, dagas y cuchillas de media luna; éste es sin duda el camino de la maestría. Saber manejar un arma no es sólo conocer una forma o secuencia de movimientos con ella. Si un estudiante no entrena las técnicas de manera aislada, no conoce las aplicaciones de cada movimiento y no es capaz de encadenarlas de forma fluida, la realización de una forma no es más que una mera coreografía, en nada diferente a un baile. El verdadero artista marcial, aquel que posee el Gong Fu, es aquel que ha dedicado tiempo y empeño en la mejora y perfeccionamiento de cada técnica y ha entrenado sus aplicaciones.

 

 

 

Artículos relacionados:
¡Gracias por compartir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *