Artes Marciales ChinasHistoria

Qi Jiguang (II): La Introducción de Técnicas de Esgrima Japonesa en las Artes Marciales Chinas

Qī Jìguāng 戚繼光, un general de la dinastía Míng 明 y genio militar, no sólo inventó la formación “pato mandarín” (鴛鴦陣 yuānyāng zhèn), sino que se basó en el sable japonés para modificar el diseño del sable largo chino, estudiando también las técnicas de esgrima niponas para introducirlas en el manejo de esta arma.

A lo largo de la historia, Japón ha recibido la influencia del imperio chino en todas las esferas de la cultura, desde la escritura a la religión, pasando también por la metalurgia. Esta influencia se produjo casi siempre a través de la península coreana, desde donde partían los barcos hacia el archipiélago japonés.

En toda la larga historia de intercambio cultural entre ambos países, se cree que hubo dos momentos especialmente importantes. Ambos fueron momentos de guerras en el imperio chino, en que se produjeron grandes desplazamientos de población, incluyendo posiblemente tropas derrotadas que se refugiarían en Japón.

La primera de estas “oleadas” tuvo lugar durante la dinastía Hàn 漢 y la siguiente, mayor aún, durante la dinastía Táng唐. Fue en esta última cuando grandes cantidades de sables largos chinos llegaron a Japón. Varios siglos después, durante la era Míng, se produjo el proceso inverso, y las armas y técnicas japonesas llegaron a China de manos de los wōkòu 倭寇.

Los wōkòu eran piratas que asolaban las costas del imperio Míng desde varias islas, y aunque estaban compuestos tanto por japoneses como por  chinos y coreanos, muchos de ellos habían sido antiguos samurai, por lo que eran avezados guerreros bien entrenados.

Piratas japoneses wokou - Qi Jiguang (II): La Introducción de Técnicas de Esgrima Japonesa en las Artes Marciales Chinas

Representación de los piratas japoneses o wōkòu 倭寇.

Además de la superior habilidad de los japoneses, éstos portaban sables largos de dos manos, ante los cuales los sables chinos de una sola mano se veían en desventaja.

El general Qī Jìguāng, impresionado tanto por la calidad de los sables de los japoneses como por sus técnicas de espada, consiguió hacerse con un manual de Kage-ryū 陰流, una de las escuelas de esgrima japonesa. Tras estudiar sus técnicas, las modificó para adaptarlas al chángdāo 長刀 o sable largo chino, que según las propias descripciones del general Qī en esa época tenía una longitud de hoja de casi dos metros y una empuñadura de aproximadamente un tercio de su longitud total, lo que lo hacía similar a la espada japonesa conocida como ōdachi 大太刀.

También ordenó la producción de sables basados en el diseño japonés, si bien sables similares ya habían sido producidos en China con anterioridad, al menos en el s. XIV, y recibían el nombre de wōgǔndāo 倭滾刀.

Las tropas del general Qī utilizaron con éxito estas nuevas técnicas contra los propios japoneses, y más tarde, en los años en que Qī Jìguāng estuvo destinado en la frontera norte, contra las hordas mongoles, encontrando el chángdāo especialmente efectivo.

Qi Jiguang Introduccion Tecnicas de Sable Japones - Qi Jiguang (II): La Introducción de Técnicas de Esgrima Japonesa en las Artes Marciales Chinas

Ilustraciones de un manual de sable largo de la dinastía Míng,
cuyas técnicas eran aplicables tanto al chángdāo 長刀 como al miáodāo 苗刀.

Hasta el siglo XVIII, los sables chinos diseñados en base a los sables japoneses gozaron de mucha popularidad. A día de hoy, mucha gente conoce estos sables con el nombre de qījiādāo 戚家刀 o "sables de la familia Qī", en referencia a Qī Jìguāng.

Estos eventos constituyen un episodio más en la historia del intercambio cultural entre China y Japón. Las armas y las artes militares chinas, que habían viajado a Japón y ejercido allí gran influencia, evolucionaron en el archipiélago nipón de manera distinta a como lo hicieron en China, y con el tiempo, esta influencia se tornó recíproca.

Se dice también que el miáodāo 苗刀, otro sable chino que recuerda a la katana, basa sus técnicas en la esgrima japonesa.

 

 

 

Artículos relacionados:
¡Gracias por compartir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *