Vida de Yang Luchan

Introducción:

Yáng Fúkuí 楊福魁, más conocido como Yáng Lùchán 楊露禪, fue un maestro de Tàijíquán 太極拳 y uno de los más grandes artistas marciales de su época. Se le considera el fundador del estilo Yáng de Tàijíquán 楊氏太極拳 y fue una figura esencial en la popularización de este arte marcial.

Retrato de Yang Lu Chan - Vida de Yang Luchan

Retrato de Yáng Lùchán 楊露禪.

 

Orígenes:

Yáng Lùchán nació en Guǎngpíng 廣平, en el área de Yǒngnián 永年, provincia de Héběi 河北, en el año 1799, en el seno de una familia muy pobre. Parece ser que a la temprana edad de diez años entró al servicio del clan Chénen la villa de la familia (Chénjiāgōu 陳家溝), en Hénán 河南. En esta aldea se enseñaba el estilo que hoy conocemos como Tàijíquán, que entonces se llamaba Miánquán 棉拳 (Boxeo de Algodón) o Ruǎnquán 軟拳 (Boxeo Suave).

Los recuentos de cómo llegó allí difieren. Lǔ Shènglì 魯勝利 (Combat Techniques of Taiji, Xingyi, and Bagua: Principles and Practices of Internal Martial Arts) dice que fue vendido allí como “esclavo” a Chén Déhú 陳德瑚. Fu Zhòngwén 傅鈡文, en su libro dictado por Yáng Chéngfǔ 楊澄甫, nos dice que fue el mismo Lùchán el que fue a la aldea Chén buscando ganarse la vida.

Chén Wēimíng 陳微明, en su libro Tàijíquán Shù 太極拳術 (El arte del Tàijíquán), dice que Yáng vendió todas sus posesiones para poder ir a aprender de la familia Chén. Con toda seguridad, Yáng ya tenía una formación en artes marciales cuando empezó a aprender Tàijíquán, y en caso de hacer caso a Chén Wēimíng, se entiende que ya había oído hablar de dicho estilo.

Chén Déhú había invitado a Chén Chángxìng 陳長興 a enseñar en su casa. De nuevo, Lǔ Shènglì dice que Chén Chángxìng usaba a Yáng con frecuencia para demostrar sus técnicas, y que así éste tuvo ocasión de aprender.

Otra leyenda popular dice que, al estar prohibida la transmisión del estilo familiar fuera del clan (para entonces el Tàijíquán era patrimonio de la familia Chén), a Yáng no le estaba permitido aprender, de manera que observaba mientras hacía sus labores en la casa familiar y luego practicaba en secreto.

Chén Wēimíng nos dice que Yáng ya aprendía de Chén Chángxìng cuando una noche oyó gritos de gente entrenando y se acercó a mirar desde una ventana sin ser visto, viendo a Chángxìng enseñar habilidades especiales a ciertos estudiantes a puerta cerrada, y que desde entonces acudía por las noches a mirar y fue practicando y aprendiendo en secreto. Finalmente, Chángxìng vio que Yáng era honesto y le enseñó personalmente hasta que se convirtió en el mejor de sus estudiantes.

Sea como fuere, lo cierto es que Yáng terminó siendo aceptado como discípulo y aprendiendo Tàijíquán. Además, Yáng recibió una educación formal, aprendiendo a leer y escribir.

Yáng vivió en Chénjiāgōu treinta años hasta la muerte de Chén Déhú, momento en que se le permitió regresar a su pueblo natal. Allí, Yáng no pudo encontrar trabajo y comenzó a enseñar Tàijíquán para ganarse la vida. Rápidamente fue adquiriendo fama; practicantes de otros estilos acudían a retarle, y Yáng vencía en todos los duelos, ganándose el apodo de Yáng Wúdí 楊無敵, “Yáng el Invencible”.

Parece ser que en uno de esos duelos hirió gravemente a una persona y, temiendo que su familia buscara venganza, Yáng decidió abandonar su hogar y trasladarse a la capital, Běijīng 北京.

 

Vida en Beijing:

En Běijīng tampoco le resultó fácil encontrar trabajo, hasta que finalmente fue contratado por un tal Zhāng Fèngqí 張鳳岐 como tutor de sus dos hijos, viviendo en casa de Zhāng. Este Zhāng tenía una fábrica de salsa de soja y vegetales salados que proveía a la corte imperial.

Según Lǔ Shènglì, Yáng no mencionó sus habilidades marciales al entrar al servicio de la familia Zhāng. Esto se contradice con la versión de Yáng Chéngfǔ y Dǒng Yīngjié 董英傑 en Tàijíquán Shǐyòngfǎ 太極拳使用法 (Métodos de aplicación del Tàijíquán). Según esta versión, fue el propio Zhāng el que, habiendo oído hablar de la fama de Yáng Lùchán, mandó llamarlo a su presencia.

En la parte Oeste de Běijīng vivía un hombre rico llamado Zhāng en una gran mansión. Este Zhāng era un apasionado de las artes marciales; tenía más de treinta guardias sirviendo en su casa, y él mismo era un practicante fervoroso.

Cuando escuchó hablar de Yáng Lùchán, mandó a un amigo suyo a invitarlo a su casa. Al llegar Yáng, Zhāng vio que era un hombre pequeño y delgado, con cara inocente y vistiendo ropas vulgares. Entonces Zhāng lo recibió descortésmente, ofreciendo una comida muy pobre como bienvenida. Yáng, percatándose de la situación, se sirvió vino a sí mismo para beber él, ignorando al resto. Esto enfadó a su anfitrión, que dijo que había oído hablar de Yáng Lùchán, pero dudaba de que el Tàijíquán pudiera ser usado para combatir de verdad.

Yáng respondió que había tres tipos de personas contra las que su estilo era inútil. Al preguntar Zhāng cuáles eran estos tipos de personas, Yáng respondió: “La gente de bronce, la gente de hierro y la gente de madera. Es difícil pelear con ellos, pero con el resto es fácil”.

Zhāng propuso al mejor de sus hombres, llamado Liú 劉, que podía levantar más de 200 kilos, para enfrentarse a Yáng.

Liú atacó ferozmente, cayendo sobre Yáng como una montaña, con sus puños silbando como el viento. Yáng usó su mano derecha para acompañar el ataque de Liú y hacerlo impactar en vacío, y le dio una bofetada con su mano izquierda, haciéndolo desplazarse treinta pies.

Ante esta demostración, Zhāng se disculpó y pidió a sus cocineros que preparasen un banquete en condiciones, rindiendo homenaje a Lùchán como maestro.

(Adaptado de Tàijíquán Shǐyòngfǎ 太極拳使用法, Métodos de aplicación del Tàijíquán).

Un día, hubo un incidente en la factoría de Zhāng. Yáng Lùchán, al oír ruido de lucha, salió a ver qué pasaba, y vio que los trabajadores de la fábrica habían sido atacados y reducidos por veinte asaltantes de otra factoría vecina tras una disputa. Parece ser que Yáng venció él solo a los asaltantes, mientras fumaba de su pipa. Aunque este evento está claramente exagerado, llevó a la fama a Yáng Lùchán como maestro de artes marciales, y desde entonces comenzó a enseñar en casa de Zhāng a los guardias y amigos de la familia.

Un día, apareció por allí un desconocido para visitar a Yáng y, cuando éste le recibió, lo atacó violentamente. Yáng venció al hombre, que escapó, y tuvo la sospecha de que había sido enviado desde Yǒngnián como venganza por aquel hombre al que hirió en un duelo.

Decidido a abandonar nuevamente el lugar, fue convencido por Zhāng para quedarse, y éste lo presentó al príncipe Duān Jùn 端郡王 de la corte imperial, que era un gran apasionado de las artes marciales, con idea de proponerlo como instructor de la familia imperial. Así, Duān* ofreció a Yáng buenas condiciones de vida y seguridad a cambio de instrucción, y el Tàijíquán floreció en la Ciudad Prohibida (紫禁城 Zǐjìnchéng), alcanzando gran renombre. La posición de Yáng Lùchán se amplió pronto para entrenar también a los guardias del emperador.

Yáng enseñó en Běijīng durante veinte años, y murió en 1872.

Duanjun Wang - Vida de Yang Luchan

El príncipe Duān Jùn 端郡王 (sentado), al que Yáng Lùchán instruyó cuando aquél era joven.

 

Anécdotas sobre Yang Luchan:

Yáng Chéngfǔ y Dǒng Yīngjié nos han dejado varias anécdotas referentes a las artes marciales de Yáng Lùchán:

Encuentro con un monje budista

En una ocasión, un monje budista acudió a visitar a Yáng. Su actitud era amable y respetuosa, pero de repente le atacó con los puños. Yáng reaccionó rápidamente y lo derrotó con un solo movimiento. De inmediato, el monje se disculpó por su actitud, se presentó como un tal “Monje de Virtud Pura” 淸德僧 procedente de Shàolín 少林, y preguntó a Lùchán por su arte.

Primero, el monje quiso saber cómo, a pesar de haber sido atacado por sorpresa, Yáng había sido capaz de vencer, a lo que éste respondió que se trataba de “prestar atención a cada momento”. Cuando inquirió por la velocidad de Yáng, este respondió que se trataba de “liberar energía como soltar una flecha”.

Cuando le preguntó por el secreto de la destreza del Tàijíquán, Yáng hizo una demostración de habilidad con una golondrina que había en su casa, acostumbrada el contacto humano. Sosteniéndola sobre su mano, el pájaro intentaba alzar el vuelo, pero era incapaz de conseguirlo. La golondrina necesitaba propulsarse con sus patas sobre la mano del maestro Yáng, pero éste hizo que su mano “de repente desapareciera, y de repente se manifestara”, de manera que la golondrina no tenía nada sobre lo que empujar. El monje quedó sumamente asombrado, y convencido de que esta habilidad era mágica.

(Adaptado de Tàijíquán Shǐyòngfǎ 太極拳使用法, Métodos de aplicación del Tàijíquán).

Sobre la habilidad de Yáng Lùchán con la lanza, de nuevo Yáng Chéngfǔ y Dǒng Yīngjié mencionan la siguiente historia:

Yáng era un hombre amable y siempre considerado con otros. Cuando tenía algo de dinero extra, era generoso y ayudaba a sus amigos. Un día un amigo le pidió que le prestara cien monedas de plata, comprometiéndose a devolverlas en el plazo de un año.

Yáng, que estaba de buen humor, le propuso que agarrara la punta de una lanza con las dos manos, y él lo levantaría hasta el tejado, y dijo que si no era capaz de hacerlo, su amigo podía tomar el dinero sin necesidad de devolverlo.

Yáng, “usando la intención para mover energía”, dio una sacudida a su lanza y levantó a su amigo hasta el tejado. El amigo quedó impresionado y Yáng pidió una escalera para bajarlo, tras lo cual le dio las cien monedas de plata.

(Adaptado de Tàijíquán Shǐyòngfǎ 太極拳使用法, Métodos de aplicación del Tàijíquán).

Legado:

Yáng Lùchán tuvo tres hijos, a los que transmitió el arte del Tàijíquán; de ellos hablaremos en otra ocasión. Al estilo que transmitió se le conoce como estilo Yáng de Tàijíquán (楊氏太極拳 Yángshì Tàijíquán), que alcanzaría enorme difusión durante el s. XX y que hoy en día es uno de los estilos más practicados en todo el mundo.

 

 

Notas:

* Duān debía de ser muy joven cuando Yáng Lùchán se convirtió en su instructor. El príncipe Duān nació en el año 1856, y Yáng murió en 1872, a los 73 años de edad, por lo que esta época correspondería a la última etapa de su vida.

 

Fuentes:

Lu Shengli, Combat Techniques of Taiji, Xingyi, and Bagua: Principles and Practices of Internal Martial Arts. Blue Snake Books, 2006.

Fu Zhongwen, Tai Chi Chuan, Manual del Estilo Yang. Ediciones Tutor, S.A., 2008.

Yáng Chéngfǔ 楊澄甫 y Dǒng Yīngjié 董英傑, Tàijíquán Shǐyòngfǎ 太極拳使用法 (Métodos de aplicación del Tàijíquán).

Chén Wēimíng 陳微明, Tàijíquán Shù 太極拳術 (El arte del Tàijíquán).

¡Gracias por compartir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *